Ir al contenido principal

Destacados

Llorenç cumple sus primeros 70 años de vida creativa, intelectual, musical, y artística. Por ello, colegas, amigos, discípulos de todos lados –y algún díscolo colado- nos reunimos en este Maratò emBARBERat a celebrar, discutir y reflexionar sobre sus innegables aportes a la composición, arte, performance, teoría y activismo social-musical-artístico. Del 26 al 28 de octubre de 2018 sus sones, ideas, peroratas y ditirambos retumbarán en el Centre del Carme Cultura Contemporànea en Valencia. Los artistas y estudiosos convocados, cual chambelanes del festejado, discutiremos intelectual, performativa y artísticamente sobre sus conciertos de ciudades, los badajos, su obra conceptual y gráfica, los conciertos de sol a sol, su música hablada, sus francotiroteos sonoros, sus teorías artísticas y su inabarcable dinamismo como activista sonoro. 



Rubén López Cano

EXPOSICIÓN DE PARTITURAS



Exposición de partituras de Llorenç Barber

“Músicas visivas”


Exposición comisariada por Fuencisla Francés.

Texto de Isaac Diego

Un aspecto esencial que baña por completo la producción artística de Llorenç Barber -que aquí celebramos en su 70 aniversario- es, sin duda, la dimensión gráfica de su escritura. En este sentido, sus partituras (gráficas, abiertas, minimalistas, topográficas, visivas...) no solo son un perfecto reflejo de su rica y dilatada carrera musical, sino que, además, aportan un valiosísimo y significativo corpus al movimiento grafista en su conjunto. Ya desde sus inicios compositivos en los años de Actum, es posible apreciar el uso de grafías sencillas e intuitivas para promover acciones sonoras ricas y espontáneas. Posteriormente llegarán sus partituras para voz y campanas, siempre flexibles y atentas al movimiento circular del tiempo. A continuación, lo individual dará lugar a lo colectivo. Grandes masas de sonido plurifocales serán distribuidas en gigantescos trazos urbanos mediante el movimiento de la mano del músico, y de la tinta en el papel. Surgen así sus enormes partituras para los conciertos de ciudad. Aquí hallaremos variados sistemas de notación, como grafías abiertas, anillos en constante repetición, partituras esquemáticas (con sus indicaciones cronométricas), descripciones topográficas del espacio, etc.; y todo ello, sin descuidar nunca el interés por la dimensión visual y estética del gesto gráfico en su conjunto. 

En las últimas décadas, las grafías musicales de Barber se han emancipado: son sus músicas visivas, partituras que han desbordado su carácter funcional para convertirse en el objeto artístico en sí mismo. Como relata el propio Barber: “Las partituras sonaron solas, sin intérprete que las leyera. Se pusieron a dar sus conciertos con tan sólo mirarlas. Y esa autonomía lo pulverizó todo, y dieron en salirse de los atriles las pobres y en posarse sobre las paredes de los museos y de las llamadas galerías y en reproducirse en catálogos y libros…” Finalmente, las músicas visivas se muestran como la culminación de una vida artística dedicada al sonido y sus modos de escritura. El único instrumento aquí será la imaginación de cada observador: oyente en potencia. 













Fuencisla Francés es una poeta de la luz y  de la forma, de la irrupción de trozos de materia hechos destello, de la explosión de elementos  que cantan y gritan en continua fuga. Junto con su compañero de vida, de arte, de viajes y complicidades mil, nuestro gran amigo José González han preparado esta exposición de partituras para Llorenç Barber